Martes , 16 Octubre 2018
Home / Noticias Locales / Banca privada gana mercado en créditos hipotecarios en el Ecuador

Banca privada gana mercado en créditos hipotecarios en el Ecuador

La entrega de créditos hipotecarios se incrementó entre enero y junio del 2018, impulsada por el sector privado.

Las entidades financieras privadas, incluyendo las cooperativas, desembolsaron durante los primeros seis meses del año USD 567,3 millones para préstamos inmobiliarios. Este monto representa un aumento del 36% en relación con la cantidad colocada en igual período del pasado año.

El sector privado desembolsó el 59% del total de préstamos hipotecarios entregados en el semestre y, con ello, sigue superando al Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess).

Las colocaciones del banco del afiliado tuvieron una disminución del 3% durante el primer semestre. En total, el banco colocó USD 395,3 millones y entregó 9 470 créditos. Es el tercer año consecutivo en que disminuyen los desembolsos del Biess en este segmento.

“La magnitud del volumen de la demanda de crédito hipotecario es una consecuencia directa de la disposición del cliente del mercado inmobiliario frente a un entorno macroeconómico que se encuentra en etapa de recuperación, con la activa participación del sector privado”, señaló el banco de los afiliados sobre la caída de sus desembolsos.

Añadió que el volumen de financiamiento es “suficiente” para atender las necesidades de sus clientes. Para este año, el Biess prevé colocar USD 1 000 millones en este segmento.

Eduardo Crespo, gerente general de Ferroinmobiliaria, destacó que la banca privada ha ido ganando espacio en los últimos meses. Esta empresa tiene a su cargo el proyecto Ciudad Jardín, en el sur de Quito. El costo por unidad no supera los USD 70 000.

El 85% de los clientes de la constructora tienen financiamiento del Biess. No obstante, desde junio pasado esta realidad ha ido cambiando, especialmente en julio, cuando hubo un descenso significativo en la participación del Biess.

Alejandro Moncayo, director de crédito, lo atribuye a los cambios en la tramitología de créditos de la entidad. Desde mayo pasado, las notarías de un cantón que se encargan de elevar a escritura pública las minutas de compraventa de bienes inmuebles son seleccionadas mediante sorteo. Según la empresa constructora, este hecho ha ralentizado los desembolsos del Biess.

Aunque los clientes de la constructora están buscando mayor financiamiento en la banca privada, Crespo reconoció que el soporte del Biess es vital para su nicho de mercado, puesto que no todos sus clientes pueden acceder a un crédito en el sector privado, donde la evaluación de endeudamiento es distinta.

La constructora Strategia Inmobiliaria vendió 50 inmuebles (entre casas, departamentos y oficinas) en este primer semestre, 30 más que en igual período del año pasado.

Paulova Escandón, gerenta administrativa, lo atribuyó a la derogación de la Ley de Plusvalía. El 40% de sus clientes tiene financiamiento del Biess, otro 40% paga de contado, mientras que el 20% restante con créditos de entidades privadas.

Banco Pichincha lidera la colocación de créditos inmobiliarios del sector privado, seguido por el Pacífico.

Para Julio Prado, presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador, este aumento en la colocación es producto de un incremento en la demanda de este tipo de préstamos desde los últimos meses del año pasado.

Y eso estuvo impulsado por una disipación de los “temores” que generó la ley de plusvalía.

Otro factor que influyó en esa dinámica es una reducción del costo del financiamiento. La tasa efectiva que ofrece la banca privada para créditos de vivienda de más de USD 70 000 bajó del 10,35% en junio del 2017 a 9,71% el mes pasado.

Ricardo Cuesta, presidente de Produbanco, destacó el buen cierre del semestre. Pero advirtió que hay una desaceleración en el crecimiento de los depósitos. “Vemos un segundo semestre más conservador”.

El crecimiento de los desembolsos en el sector privado se vio impulsado también por las cooperativas, que duplicaron la entrega de créditos en este segmento durante el primer semestre del año, respecto de iguales meses del 2016.

“En los últimos años hemos tratado de consolidar nuevas líneas crediticias, entre ellos hipotecarios. Las cooperativas se han ido preparando para asumir esos desafíos. Pero aún falta por hacer”, indicó Juan Pablo Guerra, gerente general de la Unión de Cooperativas de Ahorro y Crédito del Sur.

Flora Basantes solicitó un crédito en marzo pasado en una cooperativa, por USD 100 000, para la compra de una vivienda en el valle de Los Chillos. El crédito debe pagarlo en ocho años a una tasa de 17,5%.

En contexto

El incremento en los desembolsos de créditos de vivienda por parte de las entidades del sector privado estuvo impulsado por una reducción en los costos de financiamiento. La colocación también creció apoyada por las cooperativas.

Siga la fuente

About Super K 1200

Check Also

Padres refuerzan la seguridad de menores

La rutina de María y su familia cambió. Desde hace 18 días dejaron de salir …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *