Sábado , 14 Diciembre 2019
Home / Noticias Deportivas / La TV y la violencia alejaron al hincha

La TV y la violencia alejaron al hincha

¿Siente que los ‘play­offs’ otorgan justicia a la LigaPro?
Es un sistema injusto. A mí me gusta más la modalidad antigua, la liguilla final, en donde los seis mejores dirimían el título con estadios llenos. Macará casi se quedaba fuera de las semifinales. Es el equipo con la mejor campaña, pero solo recibió el premio de clasificarse a la Libertadores, no tenía punto de bonificación ni nada. Tuvo que esperar hasta el ­final ­para vencer a Emelec. Lo mismo pasó con Universidad Católica, que mostró gran nivel en la temporada pero al final tuvo que quedarse ­ante Liga.

En el caso de U. Católica y Liga, se habló mucho de jerarquía para definir la clasificación.
El sistema no respeta la campaña previa, porque los ocho clubes entraron en igualdad de condiciones a definir el título. Talvez deberían replanteárselo de otra forma los dirigentes.

En el caso de U. Cató­lica no pudo con la presión. ¿Las instancias fi­nales no son para todos los ­equipos?
Católica cuenta con buenos jugadores, pero la presión le jugó en contra. Es difícil encarar instancias finales, donde sobresale la casta de los jugadores. En este caso no les alcanzó.

¿Le llamó la atención la eliminación de Independiente del Valle luego de ganar la Copa Sudame­ricana?
Independiente es una gran institución, un gran equipo. No le alcanzó para llegar a las finales porque la atención se enfocó en la Sudamericana. Alcanzar una meta tan alta sí puede hacer que el futbolista tenga distracciones, o que no pueda volver su concentración al torneo local. La serie con Delfín fue dura, pero creo que Independiente seguirá en su proceso de cre­cimiento .

Barcelona y Emelec han sido animadores históricos del torneo. ¿Qué le genera el hecho de que ninguno esté en semifinales?
Es un fracaso. Son equipos que invierten millones de dólares, que están llamados a ser protagonistas y que no pueden quedarse tan pronto en el camino. Entiendo que hubo problemas en la conformación del equipo, en el caso de Barcelona siento que la salida del anterior entrenador (Leonardo Ramos) determinó este resultado. Emelec tuvo problemas todo el año.

¿Con Liga y Aucas en la semifinal, el fútbol de Pichincha toma protagonismo?
Sí, se aseguró a un quiteño finalista de la LigaPro. Hubo largo dominio de los equipos de Guayas y ahora la balanza se inclina para acá. A mí me pondría muy alegre si Aucas es campeón, creo que ha hecho un proceso interesante y se han planteado metas grandes.

Antonio Valencia, un ícono de El Nacional, volvió al fútbol local pero a Liga. ¿Le sorprendió?

Hay que entender que son otras épocas. Antes vivíamos un fútbol más romántico. Yo entré a El Nacional a los 13 años y cuando debuté en Primera tenía un sueldo mínimo. Ahora el fútbol es diferente, muy profesional. No hay nada que reprocharle a Antonio; ha sido un embajador del deporte ecuatoriano en el exterior. Hay que estar orgulloso de todo lo que hizo.

¿Por qué las críticas que recibe Valencia?
No estoy de acuerdo con esa gente que critica en las redes sociales; al parecer no sabe quién fue Antonio Valencia fuera del país. Es un orgullo que haya vuelto. Si venía a El Nacional, seguramente no habría todo este problema, pero él ha dejado en alto el nombre del país.

La gente ya no va al fútbol, pese a que estamos en instancias finales. ¿Tiene alguna explicación?
La transmisión por televisión de los partidos es decisiva para esa ausencia. También el tema de la violencia. La TV y la violencia han alejado al hincha. Antes podíamos ir en familia a ver el espectáculo deportivo, ahora es prácticamente imposible.

Hablando de cambios: equipos como Liga defienden no jugar al mediodía por el intenso sol y la altitud. ¿Qué le parece?
La altitud existe, no vamos a negarlo. El sol de Quito pega fuerte. Puedo entenderlo. Pero creo que más le afecta al rival que al equipo que hace de local. Aquí, con El Nacional, tumbamos a equipos grandes jugando al me­diodía. Pero las costumbres van cambiando en el fútbol, es evidente.

Biografía. 
Fabián Paz y Miño nació el 16 de marzo de 1953, en Quito. Es el goleador histórico de
El Nacional, con 155 goles.

Trayectoria.
Defendió la camiseta criolla desde 1968 hasta 1988. También defendió a la Tri. Ahora es entrenador de las es­cuelas de fútbol de El Nacional.

Siga la fuente

About Super K 1200

Check Also

Miguel Angel Ramírez: ‘En Ecuador hay más talento que hábito’

El reciente éxito internacional del Independiente del Valle, campeón de la Copa Sudamericana, puede dar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *