Sábado , 4 Julio 2020
Home / Noticias Deportivas / La pandemia no paralizó el mercado local de pases en el fútbol nacional

La pandemia no paralizó el mercado local de pases en el fútbol nacional

Alejandro Cabeza tiene 23 años y un recorrido interesante en el fútbol. Se formó en Independiente del Valle y el año pasado se coronó campeón de la Copa Sudamericana con indicadores atractivos: marcó cuatro goles en la campaña consagratoria del equipo rayado y dio cuatro pases gol.

La última asistencia para un tanto se la dio a Christian Dájome, en la victoria 3-1 ante Colón de Santa Fe, el 9 de noviembre en Asunción. Aquel día, Independiente levantó el trofeo internacional.

Cabeza es bien valorado en el club de Sangolquí, pero su plan de crecimiento estaba truncado. “Sentíamos que para ser un jugador de 23 años tenía pocos minutos. No podíamos darle más minutos. Por eso consensuamos para que vaya a un equipo que pueda darle eso, más tiempo en cancha, más rodaje”, razona el entrenador Miguel Ángel Ramírez.

Entonces, entró en juego Aucas. El equipo oriental tentó al delantero para que formase parte de su plantilla y el esmeraldeño aceptó el reto. El pasado viernes, él se puso la elástica oro y grana y cumplió su primer entrenamiento. Estará un año a préstamo en el club.

Casi a la misma hora del pasado viernes, otro jugador hacía el recorrido inverso de Cabeza: dejaba el Aucas y se convertía en refuerzo del Independiente del Valle. Era Edson Montaño, el ariete de 29 años que ahora luchará por un puesto de delantero junto con el panameño Gabriel Torres.

La pandemia y la posterior cuarentena no fueron limitantes para que los equipos hiciesen transferencias o saliesen a buscar jugadores en el mercado.

Nueve profesionales del fútbol (seis jugadores y tres entrenadores) han llegado a siete distintos clubes de la Serie A desde marzo hasta ayer.
Como contraparte, otros 12 trabajadores han salido de sus instituciones: nueve jugadores y tres directores técnicos).

El equipo más activo en el mercado ha sido Aucas. El cuadro oriental, último en la tabla de la A -un hecho “circunstancial”, según el gerente Andrés Báez– despidió a su técnico Máximo Villafañe y contrató para un tercer período en el club a Darío Tempesta.

Antes de la llegada del DT, el club negoció la salida de los zagueros Tomás Oneto y Édison Carcelén y del golero Fernando Fernández.

Aucas quería que Johan Lara, arquero juvenil de la Selección Sub 20, tuviese más minutos en Primera y fuera relevo del titular Damián Frascarelli, pero Tempesta vio necesario traer un guardameta más.

Por ello recurrió a un conocido: José Cárdenas, de 25 años, con quien trabajó el año pasado y el inicio de esta temporada en el América de Quito.

José Cárdenas se entrenó por primera vez en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda. bajo estrictos protocolos de sanidad. Foto: cortesía de Aucas

“Vengo feliz a Aucas y espero quedarme muchas temporadas. Soy competitivo y quiero pelearle el puesto a Damián (Frascarelli), pero sobre todo quiero aprender más de él”.

El elenco oro y grana espera por el defensa Leonel Galeano, cuya transferencia aún no se oficializa y, según Tempesta, se necesita un volante más.

Independiente del Valle también estuvo activo en el mercado. El cuadro de Sangolquí intentaba mantener la base del equipo campeón de la Sudamericana, pero la crisis motivó la venta de uno de sus mayores talentos, el volante Alan Franco, nacido en Jujan, Guayas, y que fue negociado al Atlético Mineiro: 65% de sus derechos deportivos ahora pertenece al club brasileño. Independiente busca a un volante interior para suplirlo.

La otra vacante ya se llenó: la del español Daniel Nieto, quien dejó el equipo por temas familiares: él estaba lejos de su esposa por la pandemia y no pudo ver el nacimiento de su hijo Gael. Volvió a España para estar cerca de su familia.

En su lugar llegó Montaño, un delantero que le agradó mucho al DT Ramírez por una característica esencial: “tiene un espíritu inquebrantable. Lo he visto sostenerse solo en el frente de ataque de Aucas, siempre con una misma intensidad, con mucho ritmo”.

El Nacional perdió a su entrenador Eduardo Lara, en medio de un contexto de preocupación de la plantilla por los sueldos atrasados y la falta de recursos. Su puesto lo ocupa desde el pasado lunes el argentino Jorge Montesino, que en el anterior año fue asistente del DT Marcelo Zuleta. Édison Méndez, histórico exjugador de la Tricolor, es ahora su mano derecha en el banquillo.

Olmedo perdió a su entrenador Darío Franco y a dos jugadores más, mientras que Liga de Portoviejo se vio en la necesidad de reforzar el ataque: trajo a Vinicio Angulo, del Dorados mexicano, y espera por Jaime Ayoví.

Siga la fuente

About Super K 1200

Check Also

Independiente de Avellaneda logra un acuerdo de pago con Emelec, por el préstamo de Fernando Gaibor

valore Descrición Indignado 1 Triste 0 Indiferente 1 Sorprendido 0 Contento 0 Emelec e Independiente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *