Domingo , 27 Septiembre 2020

Las esposas de los jugadores de IDV recordaron el partido ante Boca a la espera de la llegada del plantel

Compartir

valorar articulo

Descrición


Indignado

0


Triste

0


Indiferente

0


Sorprendido

0


Contento

0

Redacción Elcomercio.com

16 de julio de 2016 13:26

Mientras los jugadores de Independiente del Valle marcaban un hito histórico para el fútbol ecuatoriano, venciendo por primera vez a Boca Juniors por 3-2 en el emblemático estadio La Bombonera en semifinales de la Copa Libertadores y abriéndose paso a la final, las esposas de los jugadores veían el encuentro desde la casa del preparador de arqueros del club, Johvani Ibarra.

Junto a la esposa, hijas y otros familiares de Ibarra, las esposas de Luis Ayala (Antonela Borja) y Fernando León (Irene) vieron con entusiasmo cómo el Independiente del Valle hacía historia por primera vez en un torneo sudamericano.

“Fue emocionante”, afirmó Irene a EL COMERCIO, mientras esperaba por la llegada de los futbolistas al aeropuerto de Tababela en pasado viernes 15 de julio de 2016, “pero a la vez teníamos que quedarnos quietitas por los niños”.

Irene comenta que, cuando llegara su esposo, ella quería “felicitarlo por el oro obtenido. Yo sé que ya falta poco para alcanzar el objetivo, la final ya se viene en dos semanas. Yo creo que vamos a salir campeones”, sentenció la esposa de León.

Antonela Borja se refirió a las reiteradas faltas que recibió su esposo, Luis Ayala, quien jugó por la banda izquierda del IDV, hasta que recibió una patada y tuvo que ser sustituido por el uruguayo Emiliano Tellechea. “Cuando lo maltratan me siento muy mal porque yo veo el esfuerzo que hacen los muchachos para llegar a estas instancias y perderse el partido debe ser muy duro para él”.

Descrición

¿Te sirvió esta noticia?:


Si (0)


No (0)

Siga la fuente

About Super K 1200

Check Also

El Nacional pasó apuros para empatar con Orense en el estadio Atahualpa

El Nacional empató 2-2 con Orense SC la tarde de este viernes 25 de septiembre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *