domingo , 5 diciembre 2021

Militares entregaron alimentos donados por la empresa privada en Zámbiza, al norte de Quito

valore

Descrición


Indignado

0


Triste

0


Indiferente

0


Sorprendido

0


Contento

1

Los militares del batallón Rumiñahui entregaron al mediodía del jueves 2 de abril del 2020, 300 raciones alimenticias en diferentes puntos del norte de Quito.

Primero acudieron a la parroquia de Zámbiza, en el nororiente. El teniente coronel Dielo Jiménez, comandante de esa dependencia militar, dijo que los kits de alimentos fueron donados por una empresa privada de lácteos, para ayudar a la comunidad durante la emergencia sanitaria por el covid-19. Estos contenían queso, yogurt, jugos, chocolates, entre otros alimentos.

El primer sitio en donde se distribuyó la comida fue el barrio Yuraj Alpaloma. Allí, los militares parquearon sus vehículos y entregaron los productos a los moradores. Visitaban las viviendas y las familias recibían las bolsas con comida. Luego, Jiménez indicó que tenían previsto subir al centro de la parroquia para continuar con las donaciones.

El oficial aseguró que las entregas se coordinan con las autoridades de cada parroquia, quienes les muestran los sitios en donde hay personas de escasos recursos. “Tenemos contactos con los tenientes políticos y damos atención a la gente que más lo necesita”.

Las raciones que entregaron los militares del Batallón Rumiñahui fueron donadas por una empresa de lácteos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Las raciones que entregaron los militares del Batallón Rumiñahui fueron donadas por una empresa de lácteos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Luego, los uniformados tenían previsto visitar el barrio Zavala de Calderón. “Trabajaremos así mientras dure la emergencia”, precisó Jiménez.

Descrición

¿Te sirvió esta noticia?:


Si (0)


No (0)

Siga la fuente

About Super K 1200

Check Also

Mayor concurrencia en cementerios de Quito se prevé para este 2 de noviembre

Desde su natal Tabacundo, Sandra Tituaña llegó el 1 de noviembre del 2021 al cementerio …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *