sábado , 3 diciembre 2022

Renato Paiva forma talentos con intensa disciplina 

Los jugadores del Independiente del Valle tienen que subirse a las balanzas para medir su peso todas las mañanas, a las 08:00. Si se atrasan un minuto, reciben una multa económica.

Esa regla la impuso el portugués Renato Paiva, desde su llegada al Centro de Alto Rendimiento del club, en enero. “¡Llegan, se cambian y, casi casi sin ropa de entrenamiento, se pesan!”, revela el entrenador de 51 años, nacido en Setúbal, ciudad a las orillas de un puerto marítimo y que se destaca por sus suculentos platos de pescado cocido al horno y la parrilla.  

Conservar el peso ideal es algo innegociable para el DT, que ha formado a talentos como Joao Félix, figura del Atlético de Madrid. Paiva explica la razón de su norma. “El peso en un futbolista influye en dos aspectos: su rendimiento en cancha y la posibilidad de evitar lesiones”.

Si los futbolistas sobrepasan su peso ideal, reciben otra multa. A ellos les costó adaptarse a estas exigencias. Otra de las dificultades fue acoplarse al ritmo de las prácticas.

Un entrenamiento en la cancha dura solo 60 minutos con el DT. Pero se realiza casi sin pausas. Los jugadores apenas tienen dos minutos para beber agua durante la sesión. “Sus entrenamientos son intensos. Eso hace que los resultados sean muy buenos cuando se los traslada a los partidos”, expresa Roberto Arroyo, coordinador deportivo de IDV.

Arroyo también destaca, en este tiempo, el buen manejo grupal con los jugadores por parte del estratega y sus colaboradores, los portugueses Luis Malanho (asistente), Ricardo Dionisio (preparador físico), Rui Tavares (preparador de arqueros).

Paiva los conoce desde la juventud, y ahora vive junto a ellos en el sector residencial de Cumbayá. Los trajo de su país cuando se concretó su fichaje.

Los directivos de IDV lo fueron a buscar por una recomendación de Ricardo Pereira, preparador de arqueros portugués que formó parte del equipo de Miguel Ramírez, anterior técnico de los rayados.

Pereira destacó dos cualidades del DT, que se acoplaban a la filosofía de Independiente: es un formador de talentos innatos y sus equipos siempre imponen la posesión del balón.

Con sus compatriotas, Paiva ha aplacado la ausencia de sus familiares en Quito. El DT tiene una hija, Ana Francisca, de 24 años, periodista de medios escritos, con quien se comunica a través de videollamadas. También extraña a su madre, Silvina, y a su progenitor, Renato, de quien heredó su nombre.

Su padre no le inculcó la pasión por el fútbol, como ocurre con la mayoría de los jugadores profesionales. Su papá se dedicaba a trabajar en una empresa eléctrica, pero al técnico siempre le agradó el fútbol desde la niñez. “No aprendí a montar la bicicleta porque siempre pasaba con el balón. Mis amigos me llamaban para ciclear, pero yo prefería estar con la pelota”, cuenta entre sonrisas.

Su padre y su madre, Silvina, se opusieron a que se dedicara profesionalmente al fútbol y eso lo marcó. Terminó el colegio e ingresó a la Universidad para estudiar Administración. Pero nunca dejó el fútbol. A la par, jugó en equipos de categorías secundarias. Siempre era el capitán de sus planteles.

También pasó por el fútbol sala. En esas andaba, cuando a los 28 años, decidió abandonar su trabajo en una entidad bancaria y dedicarse solo a analizar los entrenamientos del Vitoria Setúbal. “Fue un momento de locura, pero decidí entregarme con alma y corazón al entrenamiento”. Pasó a dirigir ese equipo y, posteriormente, se unió a las divisiones juveniles del Benfica, donde llegó a ser hasta entrenador interino e impuso su estilo de mantener la posesión del balón y donde se forjó como un entrenador apegado a la disciplina y al rigor táctico, que ahora lo impone en IDV.

En el Benfica era DT del segundo plantel a inicios del año. Tenía el puesto asegurado, pero aceptó venir porque siempre se vio como entrenador de un equipo principal. A Independiente quiere llevarlo a su primer título de la Serie A. Después, planea recibir a su hija para ir a conocer las Galápagos.

Biografía

Renato Manuel Alves Paiva nació en Setúbal, Portugal, el 22 de marzo de 1970. Fue futbolista y ahora es DT.

Trayectoria

Fue jugador del Setútbal. También tuvo un paso por el balonmano y el fútbol sala. Como DT empezó en el club Setúbal. Después dio el salto a las juveniles del Benfica. Fue DT del segundo equipo del club e interino del equipo principal por ocho meses.

Siga la fuente

About Super K 1200

Check Also

Ecuador tendrá una delantera inédita ante Venezuela

Énner Valencia se lesionó y Michael Estrada está suspendido. El entrenador de la selección ecuatoriana, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.